Quiénes somos

Somos una ONG que busca explorar e impulsar alternativas sostenibles de manejo y uso de los territorios para impactar positivamente en la calidad de vida de los habitantes de regiones colombianas y promover la preservación de las culturas locales y la biodiversidad. Buscamos desarrollar y fortalecer cadenas productivas sostenibles, fomentando procesos locales de producción, transformación y comercialización amigables con los ecosistemas. Promovemos la organización de comunidades empoderadas que reconociéndose como parte activa de la sociedad puedan construir visiones consensuadas de sus territorios para liderar procesos propios de desarrollo.

Nuestra historia

En el año 2014, la Fundación Iguaraya llega al territorio de Dibulla con la intención de conocer a las comunidades locales y promover acciones de conservación de los ecosistemas y paisajes de la región, para generar un mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes. Con este propósito, el equipo de la Fundación comenzó un trabajo de gestión y articulación que finalizó en la declaración de cuatro Reservas de la Sociedad Civil (2014) para el cuidado de la fauna, la flora y los cuerpos hídricos de la región. Concibiendo las necesidades de diversificación de ingresos y de generación de actividades sostenibles en la región, a partir de 2016, la Fundación empieza a explorar el valor patrimonial de las culturas locales y con ello, a idear rutas de desarrollo innovadoras con los habitantes de la región. Siempre, desde un trabajo participativo y articulado, la Fundación ha conseguido desarrollar distintos proyectos para la identificación, valoración y salvaguardia del Patrimonio Cultural y Natural del municipio de Dibulla. Este trabajo ha estado financiado por la organización de la Sociedad Civil “Bocas de la Enea” y El Ministerio de Cultura (Programas Nacionales de Estímulos y Concertación Cultural) a través de proyectos como “Memorias que Alimentan” (2018), “Sabores que Proyectan” (2019) y “Noches de Faena: Relatos de un pueblo Pescador” (2019). Estos procesos de identificación y valoración del patrimonio, han desembocado en la ideación de emprendimientos de turismo comunitario y natural, etapa que nos encontramos fortaleciendo y en la que nuestro principal socio financiado fue el Gobierno de Canadá, proyecto “Turismo cultural: crecimiento económico inclusivo para Dibulla” (2019)

     De manera transversal y continua, hemos desarrollado proyectos para la conservación de especies de aves y de fauna y flora pues creemos fundamental mantener ecosistemas sanos que sostengan comunidades, generando una situación de cuidado y dependencia mutua. Nos articulamos con Corpoguajira, autoridad ambiental del territorio, para la liberación de fauna silvestre recuperada y en alianza con la Fundación Selva, hemos realizado censos de aves migratorias en la región y nos encontramos desarrollando el proyecto “Restauración de Bosque Seco Tropical: Propagación de especies nativas y articulación de iniciativas para la ampliación de hábitat de aves migratorias” (2020)

     Finalmente, consideramos que la educación es un aspecto sin ecuanon para el desarrollo sostenible de la región, por lo cual generamos iniciativas con jóvenes investigadores locales, brindándoles herramientas para que valoren su territorio y puedan concebir un futuro creativo. En este sentido, comenzamos en el 2020 una articulación con Enseña Por Colombia, vinculando dos docentes y excelentes profesionales a Instituciones Educativas de Dibulla, para mejorar la calidad de inglés en la educación.